WEB 2.0

WEB 2.0

La Web 2.0 no es más que la evolución de la Web o Internet en el que los usuarios dejan de ser usuarios pasivos para convertirse en usuarios activos, que participan y contribuyen en el contenido de la red siendo capaces de dar soporte y formar parte de una sociedad que se informa, comunica y genera conocimiento.

El término Web 2.0 comprende aquellos sitios web que facilitan el compartir información, la interoperabilidad, el diseño centrado en el usuario1 y la colaboración en la World Wide Web. Un sitio Web 2.0 permite a los usuarios interactuar y colaborar entre sí como creadores de contenido generado por usuarios en una comunidad virtual, a diferencia de sitios web estáticos donde los usuarios se limitan a la observación pasiva de los contenidos que se han creado para ellos. Ejemplos de la Web 2.0 son las comunidades web, los servicios web, las aplicaciones Web, los servicios de red social, los servicios de alojamiento de videos, las wikis, blogs, mashups y folcsonomías.

En conclusión, la Web 2.0 nos permite realizar trabajo colaborativo entre varios usuarios o colaboradores. Además, las herramientas que ofrece la web 2.0 no sólo permitirán mejorar los temas en el aula de clase, sino también pueden utilizarse para trabajo en empresa. La web 2.0 permite a estudiantes y docentes mejorar las herramientas utilizadas en el aula de clase. El trabajo colaborativo está tomando mucha importancia en las actividades que realicemos en internet.

                BIBLIOTECA UNIVERSAL WIKIPEDIA

En la actualidad, Wikipedia se ha posicionado como una de las principales fuentes de consulta en Internet al grado de que se producen 400 millones de visitas al mes y tiene 18 millones de artículos, de los cuales un millón 20 mil son en español.

México es el segundo país con mayor número de visitas en nuestro idioma, atrás de España y sobre Argentina, y el décimo a nivel mundial, de acuerdo con Iván Martínez, presidente de Wikimedia México, parte de la fundación mundial dedicada a promover este medio.

En Campus Party 2013, el joven describió que en nuestros días la enciclopedia trabaja bajo el principio de que el conocimiento libre determina el futuro de las personas, por esta razón se maneja bajo un sistema de aportaciones colectivas. Las mentes que se nutren de conocimientos a través de internet pueden recurrir a un templo del saber algo menos popular, pero con información tan amplia y completa como la que recopila la gran Wikipedia.

De hecho, al entrar en la Enciclopedia Libre Universal en Español tenemos la sensación de estar navegando en la propia Wikipedia, por lo que puede servir de fuente de consulta, información y documentación cuando no encuentres los contenidos que buscas en la citada plataforma.

Tal y como ocurre en la Wikipedia, los colaboradores pueden crear nuevas entradas o modificar y ampliar las ya existentes a fin de que el sitio se convierta en un referente de consulta para los usuarios. Aunque las cifras de la Enciclopedia Libre Universal en Español distan de las que ofrece la Wikipedia, no son nada desdeñables.

CONEXIÓN HIPERTEXTUAL

Los hipervínculos forman la base de la web. Continuamente los usuarios vinculan nuevos contenidos y páginas creando asociaciones. De esta forma la red de las conexiones va creciendo como un output de la actividad colectiva de los usuarios en la web. Fomentando la competencia hipertextual perseguimos el objetivo de hacer crear didácticamente una nueva textualidad que ofrece a los lectores/alumnos la posibilidad de explorar y presentar una obra literaria por diferentes caminos. Este tipo de trabajo con el hipertexto se basa en la búsqueda, exploración, transformación cognitiva y creación de vínculos que aparte de textos pueden integrar imágenes, sonido, vídeo, u otro tipo de animaciones y ampliar así el concepto del hipertexto hacia los hipermedia Con las cuestiones aquí presentadas queremos llamar asimismo la atención sobre la importancia de redes para el aprendizaje ya que crean conexiones, y las conexiones son relaciones. De una gran influencia en las redes resultan las interacciones ya que cuando los usuarios utilizan y modifican la información crean o modifican las vínculos. La creciente posibilidad de conexión ha tenido como efecto más notable el nacimiento de comunidades surgidas por una motivación intrínseca en cuanto al uso delas posibilidades de compartir contenidos a través de la web revelando la esperanza de producir grandes cambios en la forma de enseñanza y del aprendizaje. Se trata, por tanto, de ayudar a los alumnos a desarrollar conexiones más personales y a explorar la riqueza de los textos literarios en relación con otros textos y su contexto cultural proporcionando información, preguntas abiertas, conexiones y contextos. Otra justificación para el empleo de hipertextos/hipermedia en la enseñanza se basa en su potencial de fomentar un aprendizaje auto dirigido, orientado en problemas en los que los alumnos tienen la oportunidad de conocer y profundizar campos interdisciplinarios y la riqueza de la red. Desde la perspectiva específicamente didáctica literaria se trata de mostrar al alumno que la literatura tiene conexiones con diferentes disciplinas que permiten una presentación integradora.Con estas presuposiciones sobre el uso actual de la web 2.0 y el hipertexto queremos abordar.

           REFLECCION SOBRE LA REVOLUCION VIRTUAL

Este video se aborda una de las cuestiones clave de la era del Internet “La privacidad”.  Expone los riesgos que hoy en día tenemos al exponer nuestros datos a través de la web. Es muy interesante tomar conciencia de este tipo de situaciones, por hoy en día es necesario tomar el protagonismo y la responsabilidad del manejo de nuestra privacidad en Internet.

 

NUEVOS PARADIGMAS DE COMUNICACIÓN

LOS NUEVOS PARADIGMA DE COMUNICACIÓN

Por José Luis Orihuela

Internet ha trastocado gran parte de los paradigmas que hasta ahora nos ayudaban a comprender los procesos de comunicación pública en medios masivos.

Diez cambios de paradigmas que dan lugar a la e-Comunicación, el nuevo paisaje mediático que emerge con la Red:

El usuario como eje del proceso comunicativo: Los medios de comunicación electrónicos, gracias a la concurrencia de las tecnologías del cable y el satélite, consiguieron en los años ochenta segmentar temáticamente sus ofertas de programación pasando así del modelo broadcasting al modelo narrowcasting. La Red ha permitido un grado más en esta evolución: del narrowcasting al point-casting.

Los servicios de información online no sólo se orientan a targets con perfiles demográficos, profesionales o económicos similares, sino que se orientan a individuos, ya que la Red permite responder a las demandas de información específicas de cada usuario en particular.

 El contenido como vector de identidad de los medios: El soporte industrial de producción/difusión ha sido hasta la era digital la seña de identidad más acusada de los medios de comunicación. La convergencia de soportes generada por la digitalización, replantea la identidad de los medios que pivota hacia los contenidos y revaloriza su imagen de marca.

Hoy los medios comprenden que su negocio es el contenido, y que en lugar de vender soportes, se trata de generar servicios multiplataforma a los que el usuario accede desde múltiples terminales en función de su situación y necesidades.

La universalización del lenguaje multimedia: La tecnología digital permite la integración de todos los formatos de información (texto, audio, vídeo, gráficos, fotografías, animaciones) en un mismo soporte. Este carácter multimedia de la Red ha permitido la convergencia de los diversos medios de comunicación en Internet. Diarios, revistas, emisoras de radio, canales de televisión y hasta películas de cine se han integrado en un mismo soporte junto a multitud de nuevos servicios de información, diseñados originalmente como recursos multimedia.

Esta característica de la Red suele dar lugar a la polémica acerca de su identidad como medio y a la supuesta sustitución de los medios anteriores. Históricamente, cada nuevo medio en función del potencial comunicativo del soporte que utilizaba ha desarrollado unos contenidos, un lenguaje, una sintaxis y una estética propia, a la vez que su emergencia ha conducido a los viejos medios a redefinir su identidad.

Por una parte, la evolución de las tecnologías de la información muestra que la dinámica que opera entre viejos y nuevos medios es la de complementariedad y acumulación, no la de sustitución. Por otra parte, gracias a los medios clásicos que han proyectado su presencia en la Red, Internet constituye una meta-medio; mientras que considerando los nuevos servicios de información surgidos originalmente para la Red, Internet es un nuevo medio.

La exigencia de tiempo real: El carácter periódico de la renovación de la oferta informativa es uno de los paradigmas centrales de la comunicación pública y base de las industrias informativas. Gran parte de las denominaciones que utilizamos hacen referencia a la peculiar frecuencia temporal de los medios, comenzando por “periodismo”. Así, hablamos de: “diarios”, “semanarios”, “boletines horarios”, “periódicos mensuales”, “revistas quincenales”, “noticiero del mediodía o de la noche”, “informe semanal”, “anuario”, etc.

La era del tiempo real en la información comenzó en los ochenta con el fenómeno de la CNN, el primer noticiero mundial de 24 horas en directo. En los noventa, el paulatino despliegue de medios en la Red así como el surgimiento de nuevos servicios de información online, ha provocado que el paradigma de la frecuencia periódica se vea superado por uno nuevo: el del directo permanente. La Red hace posible el seguimiento al minuto de la actualidad informativa, y ya se utiliza en paralelo a la televisión para retransmitir acontecimientos a escala mundial en tiempo real.

La gestión de la abundancia informativa: El espacio, en los medios impresos, y el tiempo, en los medios electrónicos, han sido tradicionalmente los recursos escasos en el sector de la comunicación. Además, en los medios electrónicos, se suma otro recurso escaso: el espectro electromagnético. Por otra parte, la complejidad de los sistemas de producción de medios escritos y audiovisuales hacen que sólo algunas empresas muy poderosas puedan disponer de las costosas infraestructuras necesarias para poner a disposición del público sus mensajes.

Los medios digitales también trastocan el argumento del recurso escaso, ya que multiplican los canales disponibles, trasmitiendo mayor cantidad de información en menor tiempo y a escala universal. No hay límites a la cantidad de medios que pueden existir en la Red, no hay límites tampoco sobre el volumen de información que cada uno de ellos puede ofrecer al usuario, y además el costo de hacer pública la información en la Red es prácticamente equivalente para todos.

La desintermediación de los procesos comunicativos: El paradigma de la nueva mediación multiplica el número de voces, pero a la vez diluye su autoridad al haber fracturado el sistema de control editorial previo a la difusión pública de información.

La Red ha puesto en cuestión una de las funciones básicas de los medios tradicionales y de sus profesiones asociadas: la mediación profesional de los comunicadores en los procesos de acceso del público a las fuentes.

 

 

El acento en el acceso a los sistemas: Ante el modelo de difusión de los medios convencionales punto-multipunto de carácter unidireccional y asimétrico, surge un modelo multipunto-multipunto, multidireccional y simétrico, en el cual los usuarios acceden a los servidores donde radica la información y además pueden comunicarse entre sí utilizando el mismo sistema con el que acceden a los medios.

Las nuevas simetrías emergentes permiten a los medios en línea convertirse en foros y generar comunidades, al tiempo que abren a los propios usuarios la posibilidad y las herramientas para acceder como productores a un espacio comunicativo universal.

Las diversas dimensiones de la interactividad: La interactividad cristaliza en sistemas de feedback más dinámicos, inmediatos y globales, que paulatinamente se transforman en mecanismos de encuestas online, ya utilizados para orientar el sentido de las campañas electorales o el desarrollo de las tramas y la evolución de los personajes en los seriales de ficción televisiva.

Frente a la unidireccionalidad propia del modelo de difusión punto-multipunto, típico de la prensa y de la radio-televisión, la Red genera un modelo bilateral, debido a su arquitectura cliente-servidor, que en cierta forma es inverso al anterior.

El hipertexto como gramática del mundo digital: Frente al modo lineal o secuencial que ordena la estructura del discurso en los medios tradicionales, los soportes digitales permiten un modelo de construcción narrativa caracterizado por la distribución de la información en unidades discretas (nodos) y su articulación mediante ordenes de programación (enlaces).

El hipertexto es la nueva frontera tecnológica de la escritura, y exige nuevas destrezas comunicativas y un mayor esfuerzo de lectura. La desarticulación del texto, su fragmentación y la posibilidad de enlazarlo con cualquier otro texto disponible en la Red, desvanece el paradigma lineal, y con él desaparece también la unidad, la autonomía, la estructura y a veces hasta la coherencia y el sentido propios de los textos escritos y audiovisuales.

La revalorización del conocimiento por encima de la información: La superabundancia de información característica de la era digital, revela la importancia estratégica de los medios como gestores sociales del conocimiento. El análisis profesional de la información y su transformación en conocimiento se convierte en el nuevo vector de la actividad mediática.

Hoy la misión estratégica de los medios es la información sobre la información, la inteligencia, interpretación, filtrado y búsqueda efectiva de información, que deben comunicar bajo nuevas claves narrativas y mediante un amplio repertorio de soportes.

Conclusiones: La e-Comunicación como nuevo escenario de la comunicación pública en la era de Internet ha de interpretarse no de un modo apocalíptico, sino como la ocasión para redefinir el perfil y las exigencias profesionales de los comunicadores, así como los contenidos y los procedimientos de su formación académica, y repensar los medios y las mediaciones. Internet ha provocado un efecto paradójico en la comunicación pública, que por una parte se ha desprofesionalizado (publica cada vez más gente que sabe menos cosas) y por otra parte se ha súper especializado fragmentando el conocimiento en infinidad de parcelas.

Notas: Una versión preliminar de este trabajo titulada: «Nuevos paradigmas de la comunicación», fue publicada en Chasqui, nro. 77, marzo de 2002. Una aplicación de los nuevos paradigmas de la comunicación para el análisis de los blogs fue presentada durante la I European Conference on Weblogs: BlogTalk (Viena, 23-24 de mayo de 2003) y publicada en: Burg, Thomas N. (ed.), BlogTalks: First European Conference on Weblogs, Zentrum für Wissenschaftliche Forschung und Dienstleistung, Viena, 2004, pp. 255-265. Una versión revisada de los paradigmas titulada: «eCommunication: The 10 Paradigms of Media in the Digital Age» fue presentada durante la II A20 COST Conference: Towards New Media Paradigms. Content, Producers, Organizations and Audiences (Pamplona, 27-28 de junio de 2003) y publicada en: Salaverría, Ramón y Sádaba, Charo (eds.), Towards New Media Paradigms: Content, Producers, Organisations and Audiences, Ediciones Eunate, Pamplona, 2004, pp. 129-135.

Licencia de esta versión: Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España Los nuevos paradigmas de la comunicación by José Luis Orihuela is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. Based on a work at http://www.ecuaderno.com. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.jlorihuela.com

Para citar esta versión: Orihuela, José Luis: “Los nuevos paradigmas de la comunicación”, en eCuaderno, 2002 (http://www.ecuaderno.com/paradigmas/).

 

INFORMACION LIQUIDA

Cada vez más el resultado del conocimiento y la información,1 el rol que deberá representar el diseño será excepcional. Si durante la modernidad sólida el diseño estuvo focalizado en átomos y en soluciones de largo plazo a problemas particulares y –de alguna manera– sólidos, ¿cómo podemos repensarlo para lograr que el foco se fije en bits y soluciones no duraderas a problemas líquidos y dinámicos? Ésta no es una cuestión menor, sobre todo entendiendo un punto en el cual diversos autores parecen estar pensando: en algunos años la mayoría de nosotros estaremos trabajando casi exclusivamente con bits y no con átomos. El diseño –hablar ya de «diseño gráfico» en este marco sería un dislate– parece entonces estar cada vez más relacionado, por un lado, con el descubrimiento y desarrollo de la forma de los contenedores donde los datos se transvasan continuamente y, por otro, con el desarrollo de la cara visible, de la superficie de estos contenedores de información. Dos de las características fundamentales de los fluidos: contenedor y superficie. Un ejemplo viviente de esta situación es el desarrollo de los paquetes de software que se usan para desarrollar weblogs, donde la intervención de los diseñadores parece quedar relegada simplemente a desarrollar los «temas» visuales mediante los cuales se van a presentar los datos al usuario, mientras que la parte del diseño y desarrollo de los contenedores queda en manos de quienes manejan la caja negra de la tecnología.

El sociólogo de origen polaco Zygmunt Bauman, en su libro Modernidad líquida, escribe acerca del final de la modernidad sólida. Los sólidos, en contraste con los líquidos, preservan su forma y persisten en el tiempo. Duran Por el contrario, los líquidos están en constante transformación.

Bauman dice que nos hemos corrido del mundo sólido y pesado del hardware hacia una modernidad liviana y líquida basada en el software. Esta visión de Bauman propone un acercamiento interesante para entender los nuevos roles del diseño, sobre todo en relación con la manera en que nos ayuda a crear, organizar y manipular datos el mundo digital. El diseño ha evolucionado particularmente durante el siglo XX. En ese momento histórico las diferentes áreas de especialización de nuestra disciplina se consolidaron. Por lo tanto, hoy en día tenemos «diseño gráfico», «diseño industrial» y otras tantas ramas disciplinares como vertientes de un gran tronco proyectual.  Este desarrollo se llevó a cabo en coincidencia con la evolución de la modernidad y tomó algunas de sus características. A fines del siglo pasado contábamos con una disciplina proyectual sólida con diferentes especializaciones (aunque todavía presentara ciertas características adolescentes en su foro más íntimo).

En estos días, sin embargo, el foco del diseño parece estar migrando de la solución de problemas a la identificación o a la definición de problemas. En consecuencia, en un mundo donde el valor en términos económicos es en la medida en que los diseñadores no nos pongamos a trabajar en el trasfondo de estas cuestiones y nos empapemos de conocimientos tecnológicos, estaremos cada vez más destinados a hacer simplemente cosmética, a trabajar en la superficie. Si, por el contrario, logramos desentramar los vericuetos del código y e∏ar algo de luz sobre la caja negra de los saberes tecnológicos, tendremos un futuro prominente en la sociedad del conocimiento.

 

Referencias Bauman, Zygmunt. Modernidad líquida, Buenos Aires, Fondo de Cultura Econónmica, 2004.

LAS RELACIONES PUBLICAS COMO FUNCIONES DE LA ORGANIZACION

Las Relaciones Públicas son un conjunto de acciones de comunicación estratégica coordinadas y sostenidas a lo largo del tiempo, que tienen como principal objetivo fortalecer los vínculos con los distintos públicos, escuchándolos, informándoles y persuadiéndolos para lograr consenso, fidelidad y apoyo de los mismos en acciones presentes y/o futuras.
Las Relaciones Públicas implementan técnicas de negociación, marketing y publicidad para complementar y reforzar su desempeño en el marco de un entorno social particular y único que debe ser estudiado con máximo esmero para que esas acciones puedan ser bien interpretadas y aceptadas por los distintos públicos a quiénes se dirige un programa de Relaciones Públicas.
Autor: Lic. Natalia Martini

 

INTERACTIVIDAD:

El término interactividad se utiliza hoy con dos sentidos muy diferentes. Uno como sinónimo de participación en relaciones comunicativas establecidas entre las personas, donde es corriente utilizar la voz interactuar en lugar de conversar, dialogar, colaborar, votar, etc. Y otro Encuentro en línea como la relación que se establece entre los seres periféricos para interacción con el ordenador humanos y las máquinas, esto es, el método por el cual un usuario se comunica con el ordenador, sea local o remoto. A la confusión entre estas dos acepciones contribuye el hecho de que en la primera definición, las relaciones entre las personas a menudo se establecen utilizando un medio tecnológico, por ejemplo, el teléfono y ahora se ha convertido en un acto cotidiano y corriente la comunicación entre personas mediada por el ordenador y sus periféricos (pantalla, micrófono, bafles) y por una serie de aplicaciones o programas que hacen posible establecer una comunicación a través de las redes. Así pues, un sistema de información Relacionado con el término interactividad, es imprescindible definir otro vocablo: la

interfaz de usuario o cara visible de los programas que nos permite interactuar con ellos y con la información en ellos contenida. Sin duda, el elemento principal de la interfaz es la pantalla del ordenador, así que se tendrá especial cuidado en la disposición y organización de los elementos dentro de la pantalla, combinando la información, los elementos de interacción y la información interactiva. Mediado por ordenador tiene 3 componentes: hardware, software y usuario/os (ya sea en la comunicación persona-máquina o en la comunicación persona A-máquina-persona B).

“Estamos pasando de la estética del mensaje a la estética de la interactividad.”

Autor: Pierre Lévy

Conectividad

“Es el proceso por medio del cual una persona (emisor) le envía un mensaje utilizando un medio y un canal adecuado, a otra persona (receptor)” (Blank y Bubis 1990). Este concepto, se enmarca en el modelo del proceso de comunicación derivado de los primeros trabajos de Claude E. Shannon y Warren Weaver (1947), así como de Wilbur Schramm.

se entiende como la infraestructura que permite la comunicación a distancia. Esta definición tan amplia, lleva a que la conectividad involucre desde redes y servicios de telecomunicaciones como el teléfono o el fax, hasta las redes, servicios y aplicaciones telemáticas que utilizan el computador como medio de comunicación. Sin embargo, se debe aclarar que en este proyecto, al hablar de herramienta de conectividad se hace referencia al uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones por la flexibilidad que tienen para configurar servicios tecnológicos que posibilitan la comunicación.

Aunque desde ciertas perspectivas la conectividad podría verse como un sinónimo de medios de comunicación, lo cierto es que los autores prefieren no hacer esta relación por dos razones: 1) porque comúnmente los medios de comunicación suelen entenderse como referidos exclusivamente a la radio, la televisión y la prensa, y no al uso del computador como medio de interacción, y 2) porque el tipo de comunicación que se da con la radio, la televisión y la prensa no posibilita la interacción requerida en el proyecto.

Autor: Blank y Bubis

 

 Sociedad red

Internet es el tejido de nuestras vidas en este momento. No es futuro. Es presente. Internet es un medio para todo, que interactúa con el conjunto de la sociedad y, de hecho, a pesar de ser tan reciente, en su forma sociedad (aunque como sabemos, Internet se construye, más o menos, en los últimos treinta y un años, a partir de 1969; aunque realmente, tal y como la gente lo entiende ahora, se constituye en 1994, a partir de la existencia de un browser, del world wide web) no hace falta explicarlo, porque ya sabemos qué es Internet. Simplemente les recuerdo, para la coherencia de la exposición, que se trata de una red de redes de ordenadores capaces de comunicarse entre ellos. No es otra cosa. Sin embargo, esa tecnología es mucho más que una tecnología. Es un medio de comunicación, de interacción y de organización social. Hace poco tiempo, cuando todavía Internet era una novedad, la gente consideraba que, aunque interesante, en el fondo era minoritario, algo para una elite de internautas, de digerati, como se dice internacionalmente. Esto ha cambiado radicalmente en estos momentos. Para recordarles brevemente la progresión, les diré que la primera encuesta seria sobre usuarios de Internet que yo conozco, de finales del noventa y cinco señalaba que había unos nueve millones de usuarios de Internet. En este momento estamos en torno a los trescientos cincuenta millones de usuarios en el mundo. Las previsiones conservadoras prevén que, para mediados del año 2001, llegaremos a setecientos millones, y en torno a 2005-2007, a dos mil millones como mínimo. Es verdad que constituye sólo una tercera parte de la población del planeta, pero esto quiere decir, ponderando en términos de las sociedades más desarrolladas, que en las sociedades de nuestro contexto las tasas de penetración estarán en torno al 75% u 80%.

En conclusión, Internet es la sociedad, expresa los procesos sociales, los intereses sociales, los valores sociales, las instituciones sociales. ¿Cuál es, pues, la especificidad de Internet, si es la sociedad? La especificidad es que es constituye la base material y tecnológica de la sociedad red, es la infraestructura tecnológica y el medio organizativo que permite el desarrollo de una serie de nuevas formas de relación social que no tienen su origen Internet, que son fruto de una serie de cambios históricos pero que no podrían desarrollarse sin Internet. Esa sociedad red es la sociedad que yo analizo como una sociedad cuya estructura social está construida en torno a redes de información a partir de la tecnología de información microelectrónica estructurada en Internet. Pero Internet en ese sentido no es simplemente una tecnología; es el medio de comunicación que constituye la forma organizativa de nuestras sociedades, es el equivalente a lo que fue la factoría en la era industrial o la gran corporación en la era industrial. Internet es el corazón de un nuevo paradigma socio técnico que constituye en realidad la base material de nuestras vidas y de nuestras formas de relación, de trabajo y de comunicación. Lo que hace Internet es procesar la virtualidad y transformarla en nuestra realidad, constituyendo la sociedad red, que es la sociedad en que vivimos.

Manuel Castells.
Profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).